Caja Sullana se suma al trabajo de reactivación económica de los sectores de la micro y pequeña empresa del país, tras los duros efectos que viene generando la propagación del COVID 19 o CORONAVIRUS en la economía nacional. En este sentido estará otorgando créditos en el marco de los programas lanzados por el gobierno como REACTIVA PERÚ y Fondo de Apoyo Empresarial, para lo cual, tras la reglamentación de los mismos, viene poniendo a punto el proceso para el otorgamiento de estos créditos.

“Sabemos del impacto que la pandemia viene generando en la economía de miles de micro y pequeños empresarios del país. Por ello, es oportuno sumar nuestra experiencia atendiendo justamente al sector emprendedor del país, para proporcionarles herramientas y capital para que puedan resurgir y salir adelante. Creo que estos programas ayudarán a afrontar en gran medida esta necesidad de dinamizar la economía para beneficio de miles de familias peruanas”, precisó Joel Siancas Ramírez, Presidente del Directorio de Caja Sullana.

De acuerdo al D.L.N° 1455, el Programa Reactiva Perú busca promover el financiamiento de la reposición de los fondos de capital de trabajo de las empresas que enfrentan pagos y obligaciones de corto plazo con sus trabajadores y proveedores de bienes y servicios, a efectos de asegurar la continuidad en la cadena de pagos en la economía nacional. El beneficio en estos créditos es el plazo de 36 meses para pagar y el período de gracia que es incluso de hasta los 12 meses. Asimismo, las empresas que accedan a créditos en este programa, no podrán usarlos para pago de obligaciones financieras que mantengan pendientes.

Por otra parte, de conformidad con el D.U.N° 029-2020, el Fondo de Apoyo Empresarial a la MYPE (FAE-MYPE), tiene como objetivo promover el financiamiento de las micro y pequeñas empresas (MYPE), a través de créditos para capital de trabajo, así como para reestructurar y refinanciar sus deudas a fin de mantener e impulsar su desarrollo productivo. Estos créditos tendrán un período de gracia de hasta seis meses y un plazo total para cancelarse de hasta 36 meses.

Para ambos tipos de crédito el solicitante estará sujeto a una pertinente evaluación para dar cumplimiento a los requisitos y pautas establecidas por el Gobierno en la reglamentación de los programas indicados. En tal sentido, se realizan todas las coordinaciones pertinentes con los organismos de gobierno que participan de los programas mencionados. “Como Caja Sullana estamos listos para intermediar este tipo de productos crediticios y atender los requerimientos de nuestros clientes. Buscamos impactos positivos en la economía y paralelamente en las miles de familias que esperan recuperarse paulatinamente de los efectos de la crisis desatada por el COVID 19”, concluyó Siancas Ramírez, Presidente del Directorio de Caja Sullana.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *