*Es organizada por parroquias de Sullana.

Las parroquias de Nuestra Señora del Tránsito de Buenos Aires, Las Mercedes de Bellavista, Santísima Trinidad de Sullana y San Francisco Javier de Querecotillo, vienen desarrollando la campaña de caridad “Sullana Respira: demos vida, donemos oxígeno”, que tiene como objetivo, precisamente dotar de 100 balones de oxígeno al Hospital de Apoyo II de esta provincia, para atender y salvar la vida de los pacientes infectados por el COVID 19.

Según lo refirió el R.P Álvaro Otero Gonzales, Párroco de Buenos Aires, “estamos convencidos que la caridad de Cristo nos urge, es por ello, que nuestras Parroquias de la provincia de Sullana recurren a la generosidad de las personas para ayudar a salvar vidas DONANDO, PRESTANDO o COLABORANDO económicamente para abastecer al Hospital de Apoyo II de Sullana con BALONES DE OXIGENO”.

La campaña viene siendo coordinada con la Beneficencia de Sullana, autoridades del Hospital de Apoyo II y la Municipalidad de Sullana, quienes suman esfuerzos para poder alcanzar la meta propuesta. Asimismo, -señaló el Padre Álvaro-, esta iniciativa ha sido acogida desde un primer momento por Caja Sullana y nos vienen dando todo su apoyo para motivar e informar a las personas de esta obra de caridad, además del aporte que vienen gestionando a nivel de su empresa.

DONACIONES
Las donaciones pueden hacer en las cuentas de Caja Sullana que se indican:

Parroquia Nuestra Señora del Tránsito de Buenos Aires:
156-106-1009838 CCI: 80515600000100983872

Parroquia Matriz de Sullana:
156-106-1009839 CCI: 80515600000100983970

Parroquia Nuestra Señora de las Mercedes de Bellavista:
156-106-1009841 CCI: 80515600000100984176

Parroquia San Francisco Javier de Querecotillo:
156-106-1009840 CCI: 80515600000100984078.

Finalmente, el R.P Álvaro Otero agradeció la total disponibilidad de los párrocos de las diferentes parroquias de esta provincia, mostrando su vocación de servicio al prójimo para hacer realidad este gran objetivo humano que se espera alcanzar. “No dejemos que nuestra indiferencia les quite el oxígeno a nuestros hermanos enfermos por COVID-19”, concluyó diciendo el sacerdote.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *